Ir al contenido principal
reverse mentoring

Los beneficios de un programa de asesoría inversa

Reverse mentoring turns the tables, allowing younger employees to share knowledge.

Cuando la mayoría de la gente piensa en asesoría, imagina a un trabajador experto que imparte sabiduría a un empleado más joven e inexperto. Esta clase de programa de asesoría tradicional puede ayudarlo a atraer y mantener talentos jóvenes. Pero la asesoría inversa devuelve la jugada dado que permite que los empleados más jóvenes compartan conocimientos (sobre nuevas tecnologías en particular) con los trabajadores de mayor edad.

“Si actualmente está en el sector de la construcción, la tecnología cambia a su alrededor todos los días”, dijo Greg Sizemore, vicepresidente de desarrollo de medio ambiente, salud, seguridad y fuerza laboral de Associated Builders and Contractors. “Lo que se ve cada vez con más frecuencia es que los [programas] de estimación y programación utilizan una nueva versión de alta tecnología, una nueva plataforma que funcionará mejor. [La generación del milenio] trabaja con estas cosas apenas salen de la universidad”. 

Sizemore explicó que los empleados recién salidos de la facultad también trabajan con aplicaciones de ingeniería, modelado 3D, modelado de información de construcción (Building Information Modeling, BIM) y diseño asistido por computadora, y que pueden transmitir estos conocimientos. “Deben reducir la brecha” con los trabajadores de mayor edad, observó.

Un programa de asesoría inversa funciona en gran medida como cualquier programa de asesoría: Una organización junta a dos personas (una más experimentada en un tema) y un supervisor entrenado ayuda a establecer las expectativas y los objetivos, y se asegura de que trabajen juntos según los parámetros elegidos. Podría ser una relación formal con sesiones estructuradas ciertos días de la semana o un plan más informal en el cual las dos partes establezcan un cronograma según su conveniencia.

El ego herido del trabajador de mayor edad no debería ser un problema.  

“No creo que el trabajador más experto vea como una ofensa tener una persona de la generación del milenio como asesor”, agrega Sizemore. “Se trata del liderazgo y de cómo se vende”. Sizemore explicó que, para tal fin, la alta gerencia de la empresa debe mostrar su participación y asegurarse de que los participantes sepan que el propósito de su compromiso tiene un solo objetivo: la transmisión de conocimientos importantes.

“Hay mucho por ganar si pensamos en la asesoría como una oportunidad para comprometerse”, dijo Sizemore.

La asesoría inversa es beneficiosa para ambas partes. El trabajador de mayor edad puede aprender sobre la tecnología con la que podría estar luchando o que podría estar evitando, y la persona de la generación del milenio se sentiría valioso y valorado, lo cual se podría traducir en una permanencia mayor en la empresa.

___________________________________

Kim Slowey es una escritora que ha estado activa en la industria de la construcción durante 25 años y tiene licencia como contratista general certificada en Florida. Obtuvo su licenciatura en Comunicaciones Masivas/Periodismo en University of South Florida y tiene experiencia tanto en la construcción comercial como en la residencial.

 

 

 

 

Suscribirse a tiempo de actividad del proyecto

Manténgase informado sobre las últimas noticias y consejos.
Suscribirse
Was this article helpful?
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software