Rascacielos de madera: Los marcos masivos de madera están ganando popularidad

Estudie la evolución de los edificios altos y verá una tendencia de la madera a la piedra (catedrales góticas). De la piedra se cambió después al hierro (la Torre Eiffel), el cual avanzó al acero y el concreto (el edificio Empire State y el Burj Khalifa). La madera, que naturalmente crece alta, parecía quedarse rezagada.

Sin embargo, la creciente popularidad (y pragmatismo, según muchos diseñadores y constructores) de la “madera masiva” muestra que la madera, en su configuración moderna, es una amenaza cuádruple.

Apta para edificios comerciales, municipales y multifamiliares de hasta 18 pisos (en función de los códigos locales), la madera masiva genera menores consumos medibles de energía y mayores beneficios medioambientales. Es rápida de instalar, se puede combinar con los materiales tradicionales en edificios híbridos y es un elemento de diseño.

Pero ¿qué es la madera masiva?

Para sobresimplificarlo, imagine vigas laminadas con pegamento (glulam), postes de este material y la madera contrachapada más grande del mundo, la madera laminada cruzada (cross laminated timber, CLT). A pesar de ser algo como una sopa de letras de materiales, la palabra “madera” en “madera masiva” proviene del hecho de que los productos (que se usan tanto en aplicaciones estructurales verticales y horizontales) están hechos principalmente de madera.

Lo que distingue a la madera masiva son los paneles de CLT.

Los paneles de CLT se usan como plataformas para piso que alcanzan hasta 40 pies y 8 pies de ancho, según Kris Spickler, especialista en madera pesada con Structurlam Products. Como los paneles se pegan entre sí a presión (como la madera contrachapada) en unidades de tres, cinco y siete capas, indica que no hay clavos que produzcan rechinidos y no se necesita de un piso subyacente o acabado. Además, están hechos de madera renovable secada en hornos.

Una de las atracciones ecológicas de la madera masiva es que se puede hacer con los recursos disponibles en la región. Normalmente se obtiene de especies como el abeto de Douglas en el noroeste (en donde los altos edificios de madera se están popularizando entre los constructores urbanos de relleno en Portland, Oregón, y en campus universitarios en British Columbia) y el pino ponderosa en el sureste. Mejor aún, los árboles vuelven a crecer. El mineral de hierro no.

Desde el punto de vista de diseño, la estructura es material acabado para todo, desde paredes (que se pueden construir de fábrica con las ventanas instaladas) hasta escaleras. Como resultado, el manejo en el sitio de trabajo es diferente, y los líderes de personal deben dar instrucciones a los carpinteros de no caminar sobre madera no instalada, por ejemplo, dice el experto en CLT John Boys, presidente y propietario de Nicola Logworks.

Desde un elemento de diseño hasta un ahorrador de dinero y un recurso renovable, la madera masiva se yergue favorecida por muchos constructores.

Compartir en Facebook | Compartir en Twitter

__________________________________________________

Mark Clement 

Crédito de la foto: MGA, Ema Peter.