3 innovadoras estrategias tecnológicas para prevenir accidentes en 2017

No es ningún secreto que la construcción es una de las industrias más peligrosas. En 2015, la industria de la construcción privada registró aproximadamente 200,000 lesiones no mortales y 937 lesiones mortales de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics, BLS) del Departamento del Trabajo de EE. UU.

Con tan temerarias estadísticas, mantener seguros a los trabajadores es un desafío. Pero la tecnología relacionada con la seguridad mejora cada año. Estas son solo tres innovadoras tecnologías que pueden ayudar a reducir el riesgo de accidentes.

Drones

Los drones pueden ir a lugares riesgosos para los seres humanos. En 2016, el Departamento de Transporte de Kansas (Kansas Department of Transportation, KDOT) comenzó a usarlos para inspecciones de puentes y torres.

“Nuestros equipos de aviación e inspección de puentes realizan un excelente trabajo en pruebas de drones para mejorar las seguridad de los trabajadores de KDOT y mejorar la eficiencia en costos”, afirma el secretario de transporte en funciones, Richard Carlson, en un comunicado de prensa. “Creemos que los sistemas de aeronaves no tripuladas (unmanned aircraft systems, UAS) pueden reducir la necesidad de colocar a nuestros ingenieros en situaciones potencialmente peligrosas y pretendemos explorar cada oportunidad que los haga ser más eficientes”.

La recién terminada Arena de los Kings de Sacramento se construyó con un sistema de drones denominado el superintendente volador, que, junto con el modelado de información de construcción (Building Information Modeling, BIM) 4D, permitió que el personal en el sitio y fuera del sitio analizara el trabajo en progreso. Además de ayudar con el control de calidad, el sistema mejoró la seguridad gracias a que proporcionó “un entendimiento claro e inmediato de peligros potenciales”, de acuerdo con el equipo en University of Illinois que desarrolló el sistema.

GPS

El GPS le permite rastrear la localización de su equipo de construcción y puede incluso informarle cuando el motor está funcionando, lo que potencialmente le ayuda a asegurarse de que empleados, como los operadores de grúas, estén cumpliendo con ciertas leyes laborales. Pero están surgiendo otros usos.

Redpoint Positioning está desarrollando un innovador chaleco de seguridad que usa servicios de localización en tiempo real (real-time location services, RTLS), tipo GPS. Cuando un trabajador ingresa a una zona peligrosa, definida en el software de BIM, el chaleco parpadea y emite una advertencia sonora. También envía una señal al gerente correspondiente y registra el incidente en una base de datos en la nube. Los chalecos también se podrían utilizar para monitorear a los trabajadores en relación con ciertos equipos.

Skanska USA recientemente probó los chalecos durante un proyecto de construcción de oficinas en Boston.

De acuerdo con Antti Korhonen, presidente y director ejecutivo de Redpoint Positioning, el chaleco está disponible en cantidades pequeñas para pruebas y proyectos piloto y estará disponible comercialmente en la segunda mitad de 2017. El B3 Workforce Safety Badge (gafete de seguridad de la fuerza de trabajo) de Redpoint, que avisa al trabajador con una luz de estrobo y una alarma sonora integrada en el gafete, ya está disponible.

Realidad aumentada

La realidad aumentada se usa más y más en la construcción para impulsar la eficiencia y mejorar la seguridad y la capacitación.

Una empresa, DAQRI, ha desarrollado un casco con una función integrada de realidad virtual. El último año, DAQRI se asoció con Mortenson Construction para probar el Smart Helmet (casco inteligente), que está equipado con un visor que puede mostrar todo tipo de información en capas 3D, como esquemas técnicos, instrucciones de trabajo paso por paso, e incluso alertas de seguridad (¡hay demasiada presión en ese tubo!). El casco permite comunicarse en tiempo real con personal remoto. La capacidad de visión térmica puede incluso advertir acerca de peligros térmicos.

 

___________________________________________

 

Por Mark Hagen

Crédito de la foto: DAQRI