5 maneras de evitar fallas del equipo de protección contra caídas

Una lesión relacionada con caídas es la peor pesadilla de muchos trabajadores de la construcción, además de la de sus gerentes. No es de sorprender que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) ponga mucha atención al tema de las caídas: Son la causa principal de muerte en la industria de la construcción.

Desde que el organismo elevó sus multas en un 78 por ciento en agosto pasado, ha estado imponiendo penalizaciones de manera rutinaria por cientos de miles de dólares, muchas relacionadas con incumplimiento de las normas de protección contra caídas. En el centro de las inquietudes de la OSHA se encuentra el uso y mantenimiento adecuados del equipo de protección contra caídas.

Entonces, aquí hay cinco maneras en las que las empresas y los trabajadores pueden evitar fallas potencialmente mortales del equipo.

Inspeccione el equipo antes de cada uso

La práctica estándar en muchos sitios de trabajo es inspeccionar el equipo una vez al día. Pero los arneses, las eslingas y los arneses para cuerpo entero pueden verse sometidos a desgaste intenso en un solo uso y también pueden verse expuestos a sustancias químicas corrosivas. Así que lo mejor es capacitar a los empleados para que los revisen en busca de desgaste y rasgaduras inusuales, fatiga en el punto de desgaste, redes rotas y costuras deshilachadas o material alrededor de las hebillas y anillos antes de colocarles las correas.

Ajústelo correctamente

Con mayor frecuencia, los empleados que deben usar equipo de protección contra caídas usan arneses y cinturones proporcionados por la empresa que cada trabajador debe ajustar. Asegúrese de haber mostrado a los trabajadores cómo ajustarlos. Si no se ajustan correctamente, los equipos pueden ser casi tan peligrosos como la caída que se intenta evitar.

Elija los puntos adecuados de anclaje

Se debe capacitar a los empleados acerca de cómo identificar puntos adecuados en el techo, paredes, ventanas, puertas y otros puntos de anclaje, y mostrarles cómo hacer una conexión segura y resistente de su equipo de seguridad.

Vigile que no se utilice indebidamente

Asegúrese de que los empleados no estén usando el equipo de maneras en las que no fue diseñado para usarse. Por ejemplo, para evitar estirar o tensionar una línea de seguridad horizontal, los trabajadores no deben apoyar todo su peso en ella mientras trabajan.

Tenga en cuenta que la OSHA no permite usar montacargas como elevadores de personal con empleados parados sobre las horquillas. Los montacargas deben estar equipados con una plataforma, barandales y demás equipo de seguridad para que se consideren un medio aceptable para transportar trabajadores.

Mantenga un programa riguroso de suministro y reemplazo de equipos

Cuando se trata de protección contra caídas, el equipo de protección contra caídas no es en donde se debe ahorrar dinero. Reconozca y acepte cuando es tiempo de desechar y reemplazar los dispositivos de protección.  

Y olvídese de los arneses, las jaulas de seguridad y la mayoría del equipo de seguridad hecho en casa. Asegúrese de que todo en el trabajo haya sido diseñado para proteger contra caídas y otros accidentes, y que esté certificado por la OSHA y el Instituto Nacional Estadounidense de Normalización (American National Standard Institute, ANSI).

 

Kim Slowey