4 formas sencillas en las que tanto usted como su personal pueden mejorar la sustentabilidad en un lugar de trabajo

Una obra sustentable sigue evolucionando; en muchos lugares de trabajo se han comenzado a estudiar nuevos métodos para minimizar el uso de agua, conservar energía, proteger la calidad del aire y reducir los desperdicios. A menudo, los esfuerzos por crear un lugar de trabajo sustentable generan beneficios directos de costos por el menor consumo de combustible, sin mencionar la mayor satisfacción de los empleados. Sin embargo, los pasos iniciales para lograr un lugar de trabajo sustentable requieren un trabajo meticuloso de planificación, análisis y coordinación.

1. Métodos para minimizar el uso de agua

Se dispone de diversos métodos simples para minimizar el uso de agua en el lugar de trabajo. Por ejemplo: los trabajadores pueden revisar los acoplamientos y las boquillas de las mangueras para asegurarse de que no haya ninguna fuga. Además, en algunos lugares de trabajo en construcción se utiliza agua no potable para controlar el polvo, lavar herramientas o botas y mantener la obra limpia; los dispositivos para ahorrar agua de los remolques de obra también pueden reducir la cantidad de aguas residuales.

Las actividades de construcción también pueden dejar el terreno vulnerable a la erosión y al escurrimiento y, cuando el escurrimiento de agua de tormenta se desliza por un lugar de trabajo, arrastra basura, escombros, sedimentos, aceite, grasa y otros materiales tóxicos hacia fuentes cercanas de agua. Como resultado, muchas empresas de construcción implementan SWPPP (planes de protección para evitar la contaminación por agua de tormenta) para evitar la erosión del suelo y la liberación de posibles sustancias contaminantes. La implementación de un plan SWPPP puede incluir cercos de limo, estanques de sedimentación, mantas para el control de la erosión y siembra temporaria o permanente, además de mantener la obra lo más limpia posible, por supuesto.

2. Claves para conservar energía

En muchos lugares de trabajo se utiliza iluminación temporal con fines de seguridad y trabajo en interiores, especialmente si los integrantes del personal trabajan de noche o en espacios cerrados. Si bien la iluminación con fines de seguridad tiene que funcionar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, las luces temporales que se utilizan para iluminar los espacios de trabajo solo deben hacerlo durante el horario laboral. Además, los proveedores pueden utilizar bombillas LED de bajo consumo en luminarias temporales; las bombillas LED y los equipos de uso eficiente de la energía también pueden reducir el consumo en remolques de obra.

Cuando sea posible, las empresas también deben conservar energía haciendo uso de vehículos y equipos de uso eficiente de la energía. Emplear software de gestión de flotas con seguimiento de GPS (sistema de posicionamiento global) para optimizar las rutas también puede mejorar la eficiencia en el consumo de combustible de los vehículos que se utilizan en el lugar de trabajo. 

3. Mejores prácticas para proteger la calidad del aire

Las tareas de esmerilado y soldadura, las sustancias químicas y los gases de escape de los generadores o los vehículos son solo unos pocos ejemplos de fuentes de polvo, particulados o contaminantes que pueden liberarse al entorno del lugar de trabajo y seguir diseminándose. Sin embargo, utilizar compuestos de barrido ambientales o humedecer el polvo del lugar de trabajo puede facilitar el control de la liberación de estas sustancias contaminantes, y el uso correcto de los sistemas de ventilación y filtrado puede remover los particulados de las áreas de trabajo.

Emplear procesos prefabricados o de fabricación fuera de la obra también puede proteger la calidad del aire y maximizar el control de los desechos. En lugar de exponer a los trabajadores de la construcción al polvo y a otras partículas transportadas por el aire, la prefabricación y premontaje de sistemas de edificación sucede en entornos controlados, previniendo así una exposición innecesaria. Por supuesto, las empresas tendrán que encontrar el equilibrio entre el costo de transportar materiales prefabricados a un lugar de trabajo y los beneficios que se obtienen por la mejor calidad del aire y el mejor control de los desechos. 

4. Reducir la cantidad de materiales de desecho

Cuando se monta un lugar de trabajo, el uso de materiales reutilizables y reciclables para cercos, encofrados para concreto, pasarelas de andamiaje y otros dispositivos puede reducir costos, y también desechos. Por ejemplo: los desechos de concreto triturado se pueden utilizar para compactar caminos (para minimizar el polvo), o para crear muros de retención. Algunas empresas han construido centros de reciclaje con instalaciones de procesamiento y almacenamiento para reciclar materiales agregados y de desecho. 

Mantener un lugar de trabajo limpio y organizado también puede reducir los desechos; por ejemplo: contar con áreas de almacenamiento apropiadas para los materiales reducirá las probabilidades de que esos materiales se dañen durante las actividades de construcción. Muchas empresas también están dejando de usar papel y lo están reemplazando por dispositivos digitales para llevar registros, con lo que se eliminan materiales de desecho. El uso de herramientas digitales también mejora la comunicación en todo el lugar de trabajo y reduce al mínimo la cantidad de errores o equivocaciones. 

Queda claro que la concientización de los empleados también es un aspecto importante para la reducción de los desechos. Ubicar cestos de basura en todo el lugar de trabajo fomenta la actitud de los empleados para reciclar todo, desde latas de aluminio hasta baterías y dispositivos electrónicos. A menudo, los empleados también son quienes piensan en las mejores y más innovadoras sugerencias para reducir o eliminar los desechos, ya que son los que trabajan con los materiales y los equipos durante todo el día. Las empresas están empezando a implementar programas de iniciativas de los empleados para reconocer a quienes priorizan las técnicas de construcción ecológicas y la reducción de los desechos en el trabajo.