Ir al contenido principal
equipment for the job

Las maneras más recientes de reparar baches

Todo el mundo odia los baches.

Los conductores pueden hacer movimientos peligrosos y repentinos para evitarlos. Si una calle está verdaderamente saturada de baches, estos reducen la velocidad de tránsito. Y además los daños a los vehículos: La American Automobile Association informa que estos molestos hoyos y hundimientos cuestan a los conductores estadounidenses unos $3,000 millones cada año.

 

El nacimiento de un bache

Los baches normalmente se forman cuando el agua atraviesa el asfalto subyacente a través de las grietas de la superficie. El agua, que a menudo se vuelve a congelar y a derretir varias veces, desestabiliza el suelo debajo de ella. Conforme el tránsito pasa sobre el asfalto, la capa superior de este último termina por ceder.

Los baches son comunes en los estados en los que los caminos están expuestos a nieve derretida, pero las calles en áreas proclives a inundaciones también son vulnerables.

 

 Más vale sellar que tener que reparar

Un método más seguro de prevenir los baches es sellar las grietas tan pronto como estas se forman. Pero con tantos gobiernos estatales y locales cortos de fondos, esto no siempre se hace. Otra estrategia preventiva es asegurarse de hacer una instalación de calidad. La mezcla de asfalto seca o de baja calidad puede acelerar la formación de grietas.

 

Rellenar los espacios

Los conductores pueden elegir un auto con tecnología antibaches, pero no hay mucho que puedan hacer para evitar caer en los baches. La industria del asfalto y varios equipos de investigación están buscando maneras de acelerar la reparación de baches.

Durante los meses de verano y en los estados de clima más cálido, aún se utiliza ampliamente la reparación con mezcla caliente tradicional que tarda varias horas en secarse. Sin embargo, en los estados más proclives a la nieve, ahora hay mezclas en frío. Equipos de personal conocidos como “tira y retírate” pueden usarlas para rellenar temporalmente los baches, incluso en invierno. Tras ser compactado por un neumático u otra pieza de equipo pesado, el camino se puede usar casi inmediatamente. Algunos productos de mezcla en frío, como el EZ Street Asphalt, se promueven como parches permanentes que no necesitan de la aplicación posterior de mezclas calientes.

Otra solución tiene personal que calienta el asfalto alrededor de un bache con un calentador infrarrojo y luego mezcla el nuevo asfalto con el viejo, lo que deja un parche sin uniones.

Incluso sin limitaciones de dinero, el personal no podría llegar a cada bache de inmediato, así que un equipo de antiguos estudiantes de Case Western University desarrolló un parche temporal en forma de una bolsa de fluido no newtoniano que se endurece conforme los autos pasan sobre este. Se está probando actualmente y podría ser práctico para climas fríos, en donde el personal de mantenimiento de caminos a menudo suspende operaciones durante el invierno.

 


 

Kim Slowey

Suscribirse a tiempo de actividad del proyecto

Manténgase informado sobre las últimas noticias y consejos.
Suscribirse
Was this article helpful?
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software