Ir al contenido principal

Formación de equipos: La armonía en el trabajo puede mejorar el rendimiento en los proyectos

Los equipos exitosos coordinan tareas en distintas áreas de una empresa, y contribuyen con habilidades y fortalezas individuales para alcanzar los objetivos compartidos.

Cuando se tienen grupos desconectados de trabajadores, dispersos en varias áreas de un proyecto, es difícil mantener la coordinación de todos para garantizar el cumplimiento de las metas cruciales de la empresa, como mantener un ambiente laboral seguro, facilitar un flujo de trabajo muy eficiente o recortar costos para un futuro financiero sostenible. Construir una cultura basada en equipos es indispensable para el éxito y, para hacerlo, se deben identificar los empleados clave en todas las áreas de la empresa, aprovechando las habilidades y fortalezas de cada individuo.

Establecer equipos con metas fijas específicas facilita la resolución de problemas complejos en el trabajo y mejora la productividad. Cree un propósito significativo para el equipo que esté organizado en tareas individuales y cree diferentes equipos para cada uno, con una diversidad de miembros basada en méritos y habilidades, más que en nombres de cargos. La creación de equipos no se trata de reunir distintos tipos de gerentes; sino de entablar comunicación y fomentar una sensación de conexión alrededor de un objetivo compartido.

Después de haber establecido las metas que desea lograr, el primer paso para crear equipos de alto desempeño en el lugar de trabajo es identificar a líderes carismáticos que puedan motivar y mejorar el rendimiento del equipo de la siguiente manera: desafiar a los miembros a participar, facilitar una comunicación clara y mantener a todos concentrados en su tarea.

Elija a los miembros del equipo que aportarán un conjunto específico de habilidades o base de conocimiento para alcanzar la meta definida. Por ejemplo, puede designar a un empleado de almacén que es particularmente observador para supervisar la eficiencia con la que entregan ciertos materiales de trabajo cuando se busca eliminar el malgasto de tiempo y dinero en la cadena de suministro.

“Entre más, mejor” no se aplica cuando se trata de crear equipos eficaces para mejorar el rendimiento de los proyectos. En función de cuántos subgrupos de empleados tenga para varias tareas, se recomienda que fije un máximo de seis o siete personas. Haga que sus grupos se reúnan periódicamente en espacios neutrales compartidos.

Clarifique la función de cada miembro del equipo, así como lo que espera de ellos. Establezca un conjunto de directivas que el grupo debe respetar, por ejemplo, registrar información específica e informar los resultados en las reuniones semanales. Responsabilizar a los miembros por su participación en el grupo, y recompensar sus logros mediante incentivos financieros o reconocimiento público verbal por haber hecho un buen trabajo.

Los grupos eficaces usan las fortalezas de cada individuo y ayudan a desarrollar fortalezas nuevas. Los miembros deben poner los objetivos del grupo por encima de sus propias necesidades y, para hacer esto, usted debe definir propósitos que sean auténticos e inspiradores, y concernientes al trabajo de los individuos. Una vez establecidos, los equipos de liderazgo en el trabajo coordinarán tareas en varias áreas de la empresa para tener mayores probabilidades de éxito en todo tipo de metas.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software