Tendencias en la construcción fuera del sitio

Los propietarios y desarrolladores siempre buscan finalizar antes del plazo y mantenerse ahorrativos. Una manera en la cual los diseñadores y gerentes de proyecto logran que esto suceda es mediante la incorporación de la prefabricación en más de sus edificios, tanto residenciales como comerciales.

La prefabricación fuera del sitio es una de las pocas maneras en las cuales el sector de la construcción se puede beneficiar de los procesos de línea de montaje que han permitido ahorrar mucho dinero a otros sectores. Y está resultando ser algo revolucionario.

La prefabricación puede reducir el plazo del proyecto tradicional debido a que muchos componentes de construcción se pueden construir simultáneamente. Y no hay demoras por el clima ni retrasos de los trabajadores especializados que detengan la producción.

La prefabricación también puede impulsar la calidad y la seguridad. Los trabajadores en las fábricas fuera del sitio se convierten en expertos en su parte de lo que sea que se construya, lo cual genera menos defectos en los productos finales. La posibilidad de lesiones sufridas por los trabajadores se reduce debido a que todo el ensamblaje se realiza en la planta baja, sin necesidad de subir escaleras.

La prefabricación ya no son solo ensamblajes de pared, puerta o ventana listos para instalar. Actualmente, abarca cada vez más de lo que solía ser el ámbito que solo pertenecía al personal en el lugar.

Un ejemplo de cuan lejos ha llegado el concepto de prefabricación de construcción es el siguiente: Walbridge, un contratista general comercial líder de EE. UU., recientemente completó la renovación de una residencia universitaria en la University of Michigan y presentó varios componentes prefabricados de última generación. La empresa prefabricó todos los sistemas mecánicos (incluida la plomería, la protección contra incendios y calefacción, ventilación y aire acondicionado [HVAC]) en soportes para tuberías modulares, que se colgaron en todos los pasillos principales. Los trabajadores especializados necesarios luego podrían hacer las conexiones a los dormitorios circundantes. Walbridge también ordenó la prefabricación de todos los baños, incluidas las luminarias y los mosaicos.

Una vez que el Consejo de la Construcción Ecológica de los EE. UU. vio el tiempo y los desechos que ahorró Walbridge, aumentó la certificación LEED para la construcción de Plateada a Dorada.

Para los proyectos más grandes, algunos contratistas eligen áticos mecánicos prefabricados. Estas unidades se pueden personalizar para que incluyan calderas, sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), sistemas de distribución eléctrica, torres de enfriamiento, generadores de emergencia o cualquier otra cosa que generalmente se encuentra en el conglomerado de equipos del techo estándar.

Quizá los proyectos más ambiciosos son los edificios multifamiliares u hoteles en los cuales las habitaciones completas se prefabrican fuera del sitio y luego se envían al sitio para su instalación. El desarrollador del proyecto del hotel citizenM en Lower East Side de Manhattan está haciendo que los 200 módulos de habitaciones se fabriquen en Polonia. Un desarrollador de Oklahoma utilizó una técnica “smiler” durante la construcción del AC Hotel Bricktown, una marca de Marriott, en la ciudad de Oklahoma. El edificio modular Guerdon en Boise, Idaho, prefabricó los 81 módulos que constituirán las 142 habitaciones del hotel, y el personal en el sitio los instaló.

A la construcción fuera del sitio todavía le falta para estar totalmente integrada en todos los procesos de construcción tradicionales. Y la prefabricación probablemente nunca sea la respuesta a todas las construcciones. Pero considerando los ahorros significativos de tiempo y dinero, y el aumento en la previsibilidad de costos que aporta, la tendencia seguramente cobrará impulso.

 

Kim Slowey es una escritora que ha estado activa en la industria de la construcción durante 25 años y tiene licencia como contratista general certificada en Florida. Obtuvo su licenciatura en Comunicaciones Masivas/Periodismo en University of South Florida y tiene experiencia tanto en la construcción comercial como en la residencial.

Crédito de la foto: Walbridge