Realidad aumentada y virtual: Lo que significan para la seguridad y la capacitación

Las virtudes de la realidad virtual se han pregonado durante más de 20 años, hasta el punto de que uno se ve tentado a parafrasear a Charles De Gaulle y sugerir que la realidad virtual es “la tecnología del futuro y siempre lo será”.

Pero tal vez el futuro está finalmente aquí, conforme el precio del equipo de realidad virtual disminuya y las empresas lo adopten. 

Entre otras aplicaciones, la realidad virtual podría ayudar a mejorar las experiencias de seguridad y capacitación. El gigante de la construcción Bechtel trabaja con la empresa de tecnología Human Condition Safety para crear capacitación con realidad virtual para situaciones peligrosas y difíciles de la vida real. De acuerdo con una noticia: “Por ejemplo, un trabajador podría practicar virtualmente la descarga de una viga de una grúa a 20 pisos de altura en una mañana con niebla, en vez de hacerlo por primera vez en la vida real”.

Aunque la realidad virtual ha abierto otro camino para la seguridad y la capacitación, este no es un camino sin limitaciones; usted está totalmente inmerso en ella, separado de la realidad que lo rodea. Usted no quiere estar vagando por un sitio de construcción con un equipo de realidad virtual en su cabeza.  

Es muy probable que la realidad aumentada, o RA, tenga un impacto mayor y más inmediato. En edificios diseñados con BIM, todo el proyecto está integrado en una computadora y se puede ver en tamaño virtual a través de visores como los HoloLens de Microsoft. Los trazos arquitectónicos bien podrían desaparecer cuando los trabajadores vean las tareas a través de la realidad aumentada. 

ThyssenKrupp, la gran empresa de elevadores, está probando los HoloLens con su personal de mantenimiento de elevadores. Hay miles de configuraciones distintas y millones de partes en los elevadores a los que dan mantenimiento, pero los técnicos pueden usar la realidad aumentada para investigar los problemas en el sitio con mayor rapidez y seguridad. Antes de que el técnico llegue siquiera al sitio, se puede familiarizar con la organización de la sala de máquinas, hacer acercamientos o alejamientos y aprender cómo está todo organizado. Las tecnologías como los HoloLens dan a los técnicos la capacidad de ver un componente y ver un catálogo de sus partes justo en su campo de visión.

Según ThyssenKrupp: “Los primeros ensayos en el campo ya han demostrado que una intervención de mantenimiento de servicio se puede hacer hasta cuatro veces más rápido que antes mediante el uso del dispositivo”.

A Elizabeth Woyke, que escribe en MIT Technology Review, le preocupa que la realidad aumentada se convierta más en un riesgo de seguridad que en una ayuda. Aunque podría aumentar la eficiencia y ahorrar dinero, “hay una posibilidad de que las imágenes holográficas puedan distraer su atención y provocar que ejecute el paso incorrecto: un movimiento potencialmente mortal en un sitio de construcción de varios pisos”. Pero el punto de la realidad aumentada es que está viendo, a través del visor, el mundo real, aumentado con información adicional.

La construcción siempre ha sido un trabajo difícil, peligroso y complicado. La realidad virtual y la realidad aumentada bien podrían cambiar esto, no solo porque ayudan a los trabajadores a ver cómo se integran las cosas, sino porque les permite practicar primero en tierra, antes de que deban hacerlo a 20 pisos de altura, en una mañana con niebla. Eso podría ayudar a ahorrar tiempo, dinero y vidas.

_________________________________________________________________________________

Lloyd Alter es un arquitecto bien establecido que ahora escribe sobre diseño para TreeHugger.com y colabora con MNN.com y The Guardian. Es profesor adjunto que enseña diseño sostenible en School of Interior Design de Ryerson University en Toronto.

Foto: www.thyssenkrupp.com