Cómo eliminar el polvo, los vapores y contaminantes del sitio de trabajo

Los trabajadores de industrias como las de construcción, servicios públicos y agricultura usan procesos que pueden producir polvo, partículas, vapores o sustancias químicas. Por ejemplo, el polvo combustible existe como un explosivo potencial en el elevador de granos, los trabajadores que están reemplazando tubería de aguas residuales podrían encontrar sulfuro de hidrógeno, y el proceso de soldadura necesariamente produce vapores peligrosos. Controlar el polvo, las sustancias químicas, los vapores y las partículas en cualquier sitio de trabajo puede requerir de limpieza, ventilación, filtros o sistemas de recolección de polvo; otros sistemas de control incluyen separadores (que eliminan materiales que podrían encender el polvo combustible) y aspiradoras especializadas. 

Limpieza

Es posible que las empresas ya tengan sistemas instalados de ventilación y contención; sin embargo, el control y la eliminación de polvo, vapores, humos y otros contaminantes comienza con la capacitación de los empleados. La limpieza y el orden en el lugar de trabajo involucran el mantenimiento de un programa periódico para usar herramientas a fin de mantener limpios los ambientes de trabajo, así como la observancia de las prácticas recomendadas para el control de contaminantes. Además, el control de peligros involucra la implementación de prácticas laborales seguras, el uso estricto de equipo de protección personal y la clara comunicación con trabajadores acerca de la información que se incluye en las hojas informativas de seguridad de los materiales.

Ventilación

Los sistemas de ventilación general controlan la humedad y la temperatura de un ambiente. El movimiento del aire sirve para diluir emisiones accidentales, lo cual controla contaminantes que tienen una menor toxicidad. Sin embargo, un sistema de ventilación en el lugar de trabajo debe ser capaz de trabajar continuamente para proteger contra la ignición de polvo y la corrosión ocasionada por gases. 

En contraste con los sistemas de ventilación general, un sistema de ventilación local de escape debe resolver dos peligros de contaminantes tóxicos. Además de prevenir la concentración de polvo, humos, vapores y gases, los sistemas de ventilación locales de escape no deben extraer los materiales peligrosos a través del área de trabajo. La prevención de la concentración de materiales peligrosos requiere que los sistemas de ventilación locales de escape mantengan el volumen y la velocidad del aire de escape necesarios para reunir los contaminantes de la fuente y llevar los materiales lejos de los trabajadores. Los filtros y los dispositivos de limpieza de aire evitan la descarga de contaminantes al ambiente exterior, y evitan que vuelvan a circular materiales peligrosos en el área de trabajo.

Recolección de polvo

Distintos tipos de colectores de polvo pueden procesar grandes volúmenes de aire mientras eliminan partículas finas. Un colector de polvo proporciona la ventaja de eliminar polvo que podría acumularse en un sitio de trabajo. Los colectores de polvo comúnmente usan filtros que atrapan el polvo del flujo de aire entrante en un filtro de tela. Los grandes embudos centrales denominados colectores de polvo de ciclón se conectan a los conductos del lugar de trabajo y generan la succión necesaria para llevar el polvo al colector de polvo de ciclón. Cuando el polvo entra al interior del embudo de ciclón de alta velocidad, los residuos se separan del aire limpio y se atrapan en un contenedor. El polvo restante se filtra con una unidad de filtración de medios.

Los depuradores húmedos usan un fino vapor para eliminar el polvo, y atrapan las partículas en un tanque de clarificación. Otro tipo de colector de polvo, denominado precipitador electrostático, aprovecha las cargas electrostáticas para eliminar el polvo de un flujo de aire entrante. El polvo pasa por los electrodos negativo y positivo, y queda atrapado en los electrodos con conexión a tierra y carga positiva; el aire limpio fluye entonces por otro filtro y sale al lugar de trabajo.