Elegir los equipos de movimiento de tierra correctos para el trabajo

Cuando hablamos de equipos de movimiento de tierra todo se reduce a excavar, recoger y empujar, y se necesitan distintas máquinas para realizar cada tarea correctamente. Los contratistas suelen extender la utilidad de una máquina usándola para varios tipos de trabajo. Pero elegir la máquina correcta para cada tarea es la clave de la productividad y la rentabilidad.

Excavadoras

Las excavadoras son los excavadores del mundo de los equipos pesados. Con sus plumas y cubetas, pueden perforar y quebrar rocas o excavar las zanjas o los enormes hoyos necesarios para los cimientos. Los modelos más grandes también son adecuados para dragado, minería, grandes trabajos de demolición, inserción de pilotes y manejo de materiales. Usualmente, cuanta mayor profundidad se requiera en un hoyo, mayor será la máquina que se tenga que utilizar.

Lo que necesitará será una excavadora compacta si la situación exige mucha potencia en un espacio reducido o si tiene que ejecutar una tarea pequeña como una demolición reducida, remoción de tocones, retirar nieve o excavar un hoyo para una piscina de patio. La mayoría de los modelos viene con ruedas (son mejores para una superficie lisa como el asfalto) o con orugas, que se adaptan mejor a terrenos inestables o irregulares. De hecho, los equipos de movimiento de tierra en general vienen con ruedas o con orugas. A menos, por supuesto, que estemos hablando de la excavadora para pantanos que puede flotar sobre el agua.

Si quiere hacer una excavación de poca profundidad en un terreno que prácticamente no tiene rocas, considere la posibilidad de utilizar un raspador en lugar de una excavadora. Alisan la tierra a su paso y también pueden cargar y volcar material.

Cargadores

Estas máquinas recogen materiales sueltos con un cucharón y luego los depositan en otro lugar. Los cargadores pueden mover nieve, arena, grava y pequeñas cantidades de material como ladrillos o cañerías por todo el lugar de trabajo. Se desplazan bien sobre terreno blando. Pero no son adecuados para excavar porque no pueden llegar muy profundo.

Si necesita mover tierra varios cientos de metros por un área abierta, piense en utilizar un raspador.

Si se necesita una máquina multiuso que pueda excavar, quebrar rocas, mover materiales y ejecutar tareas de demolición ligera, la respuesta podría ser cargador para retroexcavadora. Este cargador-excavador puede realizar esas tareas (y otras) en proyectos más pequeños.

Bulldóceres

El buldócer potente y para uso pesado casi siempre tiene orugas. La rodada de la cuchilla topadora distribuyen el peso de estas enormes máquinas para que puedan desplazarse por terrenos blandos y con lodo sin hundirse. Pero la versión con ruedas puede desplazarse tres veces más rápido y es más maniobrable; por ese motivo, según la superficie de apoyo y el esfuerzo de tracción requerido, puede ser mejor para el transporte.

El aditamento característico de este tractor es una pala gigante que puede empujar grandes cantidades de tierra, escombros, malezas e incluso restos de edificios al lugar que usted quiera. El buldócer también se puede equipar con un “escarificador” trasero que puede romper rocas y tierra. Si cambia la pala y retira el escarificador, la máquina también puede usarse para nivelación fina del terreno.

Los equipos pesados son las bestias de carga de la construcción. No se puede hacer mucho en las etapas iniciales de un proyecto sin mover tierra. Si elige con cuidado podrá hacer bien el trabajo, en forma segura y con el gasto mínimo de tiempo y dinero.

 

 

Kim Slowey es una escritora que ha estado activa en la industria de la construcción durante 25 años y tiene licencia como contratista general certificada en Florida. Obtuvo su licenciatura en Comunicaciones Masivas/Periodismo en University of South Florida y tiene experiencia tanto en la construcción comercial como en la residencial.